Categorías
Poesía

Inconcluso VII

¿Estaré preso de tu recuerdo? Ya pasaron muchos días, pensaba que podría caminar sin dudar tanto sin cuestionar cómo sucedió el adiós. A veces siento que nos debemos una correspondiente despedida o es que quizá todo fue mentira o es que quizá no haga falta porque todo fue una ilusión.

Categorías
Poesía

Inconcluso VI

Sé que he sido ingenuo y cada hora que transcurre me siento más tonto porque aunque no lo quiera, te espero.

Categorías
Poesía

Inconcluso V

Ya han pasado varios días desde el primer adiós, escucho la misma canción de Manuel Medrano, y cada vez me provoca una sensación distinta. En las primeras horas lloraba recordando el cuadro que habías pintado de tu pasado. En los siguientes días suspiré de angustia al pensar que todo lo que no comenzó ya había acabado. Ahora, […]

Categorías
Poesía

Inconcluso IV

Intento digerir la forma en cómo te has ido, tan violenta y abrupta, Intento digerir cómo cada palabra se tornó una bala que apuntaba a destruir cada ilusión que aún conservaba.

Categorías
Poesía

Inconcluso III

Querida mía, en esta noche me quedaría hasta el amanecer, escribiendo poemas de tristezas y amarguras, recordando las pocas memorias que tengo contigo cómo si estuvieran cada una bañadas en vino. Se trata de remojar los recuerdos en las aguas tenues del olvido para que la esencia que desprendan no sigan lastimando mi constante ilusión. […]

Categorías
Poesía

Inconcluso II

Qué rápido ha concluido esta historia que prometía implícitamente permitirme tocar las nubes, subir el Himalaya y encontrar la olla de oro al final del arcoíris. 

Categorías
Poesía

Inconcluso I

Comenzaré a dormirme temprano, muy temprano, porque las altas horas de la noche tienen impregnadas tu recuerdo y duele, arde, me deshace. Comenzaré, en algún momento, a llorar menos, a recordarte menos. A sentir menos melancolía, aunque ahora se me escapen las lágrimas sin ninguna intención.

Categorías
Poesía

Una lluvia y un olvido

Camino por la vereda de la Alameda bajo la llovizna, fina llovizna tras diez horas trabajadas, las gotas se deslizan por los poros de mis brazos descubiertos y mis heridas causadas tras la jornada.