Inconcluso I

Comenzaré a dormirme temprano,
muy temprano, porque las altas horas
de la noche tienen impregnadas tu
recuerdo y duele, arde, me deshace.

Comenzaré, en algún momento,
a llorar menos, a recordarte menos.
A sentir menos melancolía, aunque
ahora se me escapen las lágrimas
sin ninguna intención.

Continúa leyendo “Inconcluso I”

Las horas se van más rápido que esa micro

No sé sinceramente qué le sucede a los días,
desde que entré a la universidad pareciera
que la vida se me va más de prisa,
o que la postrera sombra estuvo detenida
mientras mi niñez pasaba.

Pero ahora llego de las clases a mi casa,
aclaro que no directamente sino
tras una agotadora jornada
y es como si el peso del día,
la demoledora cruz de las materias
reprobadas hicieran que
en un instante el reloj marque: dos de la madrugada. Continúa leyendo “Las horas se van más rápido que esa micro”