Náufrago

Océano es mi boca tras pisar las arenas de tu cuerpo,
hálito latente como brumas en las costas,
que se posan en las noches frías del verano,
y buscan perpetuarse en la eternidad.
Mis ojos intrusos intentan adentrarse en el bosque
que nace allende la arena, y mis palmas anhelan
perpetuarse en el vientre de tu arecife de coral.
Desnuda está la nereida al lado de los árboles
y desvetida has dejado con tu mirada
esta frágil voluntad.
Ahora, casi ahogado en el mar de los presagios
intento llegar a tus costas y a tus tierras
colindantes con tu cabello de lianas
y que con su humedad salvarían a este náufrago del mar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s