Pesadilla migrante

Ser migrante me ha enseñado muchísimo. Es que para adaptarte a una nueva cultura, tienes que obligarte a salir de los patrones que han dirigido tu vida durante tantos años sin darte cuenta. Vas viendo en qué consistía la cultura que te vio crecer (comida, música, costumbres, dichos, forma de pensar) y vas descubriendo la cultura que te recibe. Continúa leyendo “Pesadilla migrante”