Una lluvia y un olvido

Camino por la vereda de la Alameda
bajo la llovizna, fina llovizna tras diez
horas trabajadas, las gotas se deslizan
por los poros de mis brazos descubiertos
y mis heridas causadas tras la jornada.

Mañana será un día igual, al parecer
según el Canal 13  lloverán cántaros
y se deshelarán glaciares de la cordillera,
mientras una lágrima recorre mi mejilla
y se pierde por el dolor de la primavera.

Camino por la calle vacía bajo la lluvia
fría lluvia que forma espejos en el suelo
y refleja la tormenta de rayos y abandono,
a mi lado, tu imaginaria compañía que
se despide a tempo de la distancia,
un trueno fulminante y un desinteresado adiós

Un comentario en “Una lluvia y un olvido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s