Pesadilla migrante

Ser migrante me ha enseñado muchísimo. Es que para adaptarte a una nueva cultura, tienes que obligarte a salir de los patrones que han dirigido tu vida durante tantos años sin darte cuenta. Vas viendo en qué consistía la cultura que te vio crecer (comida, música, costumbres, dichos, forma de pensar) y vas descubriendo la cultura que te recibe. Continúa leyendo “Pesadilla migrante”

Anuncios

Soneto de la distancia

Te pido que no mal interpretes los muros
no existen y son ficticios aunque esté mudo
por tantos días seguidos que parecen siglos
y parecieran volverse de frío hormigón.

Te veo atado al otro lado de la frontera
mis palabras no pueden desencadenarte Continúa leyendo “Soneto de la distancia”

Las horas se van más rápido que esa micro

No sé sinceramente qué le sucede a los días,
desde que entré a la universidad pareciera
que la vida se me va más de prisa,
o que la postrera sombra estuvo detenida
mientras mi niñez pasaba.

Pero ahora llego de las clases a mi casa,
aclaro que no directamente sino
tras una agotadora jornada
y es como si el peso del día,
la demoledora cruz de las materias
reprobadas hicieran que
en un instante el reloj marque: dos de la madrugada. Continúa leyendo “Las horas se van más rápido que esa micro”